La noche que Deskarriados desafió a la policía.

Este post narra una de las anécdotas que contó Héctor "Curly" Laya en un instagram live que se celebró el 29 de abril de 2020 desde la cuenta de Agente Extraño: @oficialaex.  Esa noche en medio de muchísimas dificultades con la comunicación en Venezuela pudimos hablar un rato sobre nuestra vida musical. 

Aquella noche, DESKARRIADOS pudo recordar sus inicios y vivencias para poder sacar adelante las presentaciones, cómo nacimos, quienes la integramos y la forma en que, gracias a la solidaridad de muchos, se lograron hacer conciertos. La audiencia iba creciendo a medida que recordábamos momentos inolvidables de nuestra banda. 

Luego de una interrupción inesperada dada la pésima señal en Venezuela, le tocó el turno a Héctor Laya, uno de los legendarios vocalistas de DESKARRIADOS.

El "Curly", como popularmente era conocido, contó que una noche del año 1991 en la ciudad de Cabudare, población dormitorio cercana a Barquisimeto, capital del estado Lara en el centro de Venezuela, en un concierto organizado por Alexander “El Pollo Reyes”, sucedió algo que nos marcaría para siempre. 

Esa noche, la entrada al estadio era por una calle ciega y en su final había un módulo de la policía metropolitana, y ya ustedes saben lo que eso significaba en un concierto de punk rock. Saben que las fuerzas represivas y nuestra música nunca han sido precisamente amigos, zape gato.

Al vernos frente al hecho que en nuestro concierto teníamos a la policía casi que de porteros del concierto, tomamos la decisión de sacar de nuestro repertorio el tema Policías Asesinos, para buscar evitar que el final del concierto fuera que termináramos todos nosotros alojados en una suite de un calabozo patrocinado por los pacos guaros, como solía ser habitual en los numerosos encuentros punks - policías.   

Sin embargo, la noche nos tenía reservada una sorpresa. La asistencia al toque fue bastante nutrida, al momento de nuestra presentación los asistentes comenzaron a gritarnos, pidiendo que tocáramos la canción Policías Asesinos. Nuestra incredulidad fue en aumento, debido a que era la primera vez que íbamos a presentarnos en esa región del Occidente de Venezuela, y al ser una banda subterránea de punk – ska – hardcore de Caracas, para nada comercial y a la que las radios y televisoras nos negaban cualquier tipo de espacio para sonar nuestras canciones en sus emisoras,  lo que menos esperábamos es que la gente nos conociera, y mucho menos nuestro repertorio.  

Sorprendidos por la reacción del público ante la canción de Policías Asesinos, aún con temor a que se armara un peo con la policía, decidimos seguir con nuestro show tratando de hacernos los güebones y sin cantar ese tema. Hasta que uno de los asistentes se subió a la tarima y empezó a corearla. Ahí cambió todo. 

Tal fue la presión y el ánimo en el escenario que Curly la anuncio y sin ningún arrepentimiento decidimos por unanimidad automática, Paco, Jordi y yo, cantar nuestro polémico tema. La gente coreaba la canción y nosotros asumimos el desafío, al fin y al cabo éramos una banda de hardcore, además teníamos que complacer a ese sorprendente público. Menos mal que La policía ni se inmuto, quizás seria porque los agentes del “orden” estaban durmiendo una pea de Cocuy que los había dejado borrados del mundo (no sé por decir cualquier vaina)  y nuestro concierto siguió su curso. 

Al terminar el show nos preguntamos ¿cómo es posible que esa canción de nuestra maqueta fuese coreada por el público? La respuesta está en la esencia misma de la música. Nuestras canciones son letras de protesta, clamores contra las injusticias, gritos por la libertad y voces contra la censura. Pues ahí estaba la música de DESKARRIADOS rompiendo fronteras y sin la necesidad de youtube, instagram, twitter, tik tok, snapchat o facebook, pudo sensibilizar y poner a poguear (bailar) a cientos de venezolanos.    

De esta anécdota nos queda la reflexión de cómo hace años sin el nivel de hiper información que tenemos actualmente, los punk nos comunicábamos, nuestra música rodaba y aun siendo una banda pequeña, nuestros temas viajando de cassetes a cassettes recorrieron la geografía nacional. 

Sin duda, que difundir nuestro material no fue sencillo, pero Cabudare y policías asesinos nos enseñó el poder de la música para llevar mensajes.

¿Quieres hacer un viaje al pasado? te invito a descargar la canción policías asesinos haciendo click en el siguiente enlace. 

Hasta un próximo post...

 

 

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados